Categorías
Crónicas

Casa Puka Yana: Un viaje a la raíz poética y musical del Valle de Elqui

En la calle principal de Paihuano se encuentra Casa Puka Yana, puerta de entrada para vivir la experiencia poética y musical del Valle de Elqui

Habitación Casa Puka Yana
Habitación Casa Puka Yana
Piscina en medio de los árboles frutales

A veces las mejores cosas suceden por azar. Así fue que llegué hasta Casa Puka Yana e inicié mi viaje a la raíz poética y musical de Valle de Elqui. Así le sucedió también a Juanita y Álvaro, quienes forjaron la senda para este viaje con punto de partida en Paihuano.

Ambos se conocieron en Francia, se enamoraron, se casaron y decidieron venirse a Chile sin un plan. Él retornando a su país natal, ella buscando un lugar en que lloviera menos que Inglaterra, su país de origen.

Vitrineando en los incipientes sitios web allá por el año 2002, llegaron hasta el de la Municipalidad de La Serena. Encontraron que la ciudad era bonita y se veía con bastantes actividades culturales.

La Serena fue el punto de partida en su recorrido por el Norte de Chile. Desde ahí tomaron sus maletas y siguieron rumbo hasta San Pedro de Atacama. Lo encontraron increíble, pero demasiado árido. Por lo que regresaron a la región de Coquimbo, específicamente al Valle de Elqui.

La magia del Valle

Así fue que llegaron hasta Vicuña y subieron a Mamalluca. Este lugar les gustó mucho más, al punto que estuvieron a punto de comprar un terreno. Pero al regresar a la ciudad, un artesano les dijo que siguieran el viaje hasta Paihuano y Pisco Elqui.

Fue en ese trayecto que llegaron hasta la calle Balmaceda 117 en Paihuano  y encontraron esta casa en venta. Álvaro y Juanita se enamoraron del lugar. No lo pensaron dos veces, sacaron todos sus ahorros y la compraron. 

En un día pasaron 30 años

“En un día pasaron 30 años” reflexiona Álvaro, mientras los gatos trepan por las parras del patio y compartimos un café de grano. Sobre nuestras cabezas cuelgan las uvas pisqueras y se cuelan los rayos del sol al atardecer. Es que 30 años hubieran tenido que pasar para llegar a tener un jardín en Mamalluca, como el que encontraron en Paihuano, todo verde y lleno de árboles frutales.

Compraron la casa el 2004 y el 2005 la habitaron. Al hacerlo se dieron cuenta que estaba ideal para poder alojar huéspedes. Partieron con la idea del Bed and Breakfast. Entonces las personas alojaban, desayunaban y partían; pero naturalmente fue derivando a una relación más familiar con los pasajeros. Con el tiempo sumaron la Tertulia Poético Musical y los masajes.

Para Álvaro “esta es la casa donde me gusta vivir y la comparto. Esa es la onda. Si alguien viene a dormir es parte de nuestra familia mientras dure la estadía”. “La idea es que la gente comparte más” agrega Juanita, “en el desayuno estamos todos juntos y como no hay televisión se fomenta compartir en la terraza o en el interior de la casa, donde se pasan los datos para ir descubriendo el Valle de Elqui”.

Tan buena es la relación, que muchas veces los huéspedes vuelven con amigos o, años más tarde, regresan para presentarles sus hijos.

Tertulia Poético Musical

Cielo estrellado sobre el Valle de Elqui
Cielo estrellado sobre el Valle de Elqui
Pisco sour en Casa Puka Yana
Pisco sour en Casa Puka Yana
El Chaleco de Elodie en la Tertulia Poético Musical
El Chaleco de Elodie en la Tertulia Poético Musical

Pero además de ser un Bed and Breakfast, Casa Puka Yana también es el escenario de la Tertulia Poético Musical.

Cuando cae la noche y se asoman las estrellas sobre el cielo del Valle de Elqui, las parras se visten con luces de colores, se prenden los parlantes y en el escenario aparece el Chaleco de Elodie, una agrupación musical compuesta por Álvaro y Juanita.

El silencio del Valle se ve interrumpido por el son de la guitarra y el guitarrón; las voces de Álvaro y Juanita, más la evocación de los poemas de Gabriela Mistral. Es que no se puede vivir la experiencia del valle sin escuchar los versos de Gabriela con el fondo de grillos, la brisa recorriendo las hojas de las parras y el cielo estrellado.

El pisco sour casero sirve de brebaje para entrar en sintonía con la tertulia y de pronto verse escuchando poesía e incluso recitando. Porque una de las gracias de la tertulia, es que en ella participan todos, incluidos los huéspedes y espectadores.

Para Álvaro la tertulia es una experiencia cultural que permite, a través de la música, la poesía y el entorno conocer el Valle de Elqui en forma especial. 

El Chaleco de Elodie

A la mañana siguiente Juanita teje bajo las parras mientras los gatos juegan con las lanas de colores. Entre sus dedos surgen pequeños chalecos que acompañan los discos y los libros del Chaleco de Elodie, un proyecto que surgió hace 10 años y que consistió en nueve cuentos escritos en inglés que luego inspiraron un disco.

Con su propuesta musical han viajado a festivales dentro de Chile y también al extranjero.

Con el paso del tiempo, comenzaron a cuestionarse la forma en que la gente percibe a Gabriela Mistral, demasiado solemne y lejana. Para acercarla, decidieron hacerlo a través de la música, así nació el disco “Tertulia Poético Musical”, cuyo repertorio interpretan por las noches.

Una experiencia completa

Además de ser los anfitriones, Álvaro da masajes y ambos, junto a Juanita, son los músicos de las veladas nocturnas y los cocineros por las mañanas. Las que comienzan con un generoso desayuno en el jardín, donde aparecen las mermeladas caseras de Juanita (elaboradas con ciruelas, higos y damascos), paltas (también de la misma casa) y jugo de uvas recién cosechadas.

Me comí dos panes batidos degustando todo lo de la mesa, dos tazones de café y tres vasos con jugo de uva. Luego casi no me podía parar. Podría haber seguido sentado por horas conversando con Álvaro y Juanita. Pero ya era tiempo de partir.

Agradecí a ambos el cariño que comparten al visitar su hogar, la buena energía que emana desde ese sector de Paihuano y emprendí el regreso a mi hogar.

Pensar que llegué hasta aquí porque levanté la mirada justo cuando la micro pasaba por fuera de la casa cuando iba rumbo a Pisco Elqui. A veces las mejores cosas suceden por azar y sin planificación. Tal como pude vivirlo en Casa Puka Yana.

21 de marzo del 2020

Casa Puka Yana

Balmaceda 117, Paihuano

Balmaceda 117, Paihuano, Valle de Elqui. Región de Coquimbo, Chile.
casapukayana.elqui@gmail.com
+56 99237 5853
Instagram, Facebook

El Chaleco de Elodie

El Chaleco de Elodie: Cuentos Cortos

Instagram, Facebook, Twitter, YouTube

Anuncios

Por Hernán Castro Dávila

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

4 respuestas a «Casa Puka Yana: Un viaje a la raíz poética y musical del Valle de Elqui»

Deja un comentario