Cerros Alegre y Concepción: Murales imperdibles

Hernán Castro Dávila en el cerro Concepción

Amamos las fotos con fondos de colores. Por eso no es raro que cuando paseamos por Valparaíso nos encontremos con muchas personas retratándose delante de los cientos de murales que dan vida a la ciudad, pero también preguntado por cómo llegar hasta ellos. Para aquellos que andan en busca de esas fotografías, acá les dejo una breve guía que les permitirá llegar a los murales imperdibles de los cerros Alegre y Concepción.

Punto de partida: Ascensor Concepción

Ascensor Concepción
Ascensor Concepción
Calle Papudo. Mural de Camila de Toro y Sergio Palominos para Café El Mañanero. Cerro Concepción.
Calle Papudo. Mural de Camila de Toro y Sergio Palominos para Café El Mañanero. Cerro Concepción.
Calle Papudo. Mural de Camila de Toro y Sergio Palominos. Cerro Concepción
Calle Papudo. Mural de Camila de Toro y Sergio Palominos. Cerro Concepción

Toma el ascensor Concepción, ubicado frente al Reloj Turri, hasta el paseo Gervasoni. Saliendo de la estación superior del ascensor dobla a la derecha y camina hasta el final del paseo, dobla a la izquierda y, transita por un pasaje angosto. Tras unos pasos llegarás a la la escalera que desciende hasta la parte baja de la calle Papudo.

Murales del cerro Concepción

María Jesús Pérez en Hostal Casa Valparaíso del Pasaje Gálvez
María Jesús Pérez, Bichito Viajero, en Hostal Casa Valparaíso del Pasaje Gálvez
Hernán Castro Dávila junto a "El Resplandor" de Mauro Goblin en el Pasaje Gálvez
Hernán Castro Dávila junto a «El Resplandor» de Mauro Goblin en el Pasaje Gálvez
Fernanda Picón en el mural de Frida Kahlo, pintado por Kfox + Lewis & Ale en el Pasaje Gálvez.
Fernanda Picón, Viajera y Aventurera, en el mural de Frida Kahlo, pintado por Kfox + Lewis & Ale en el Pasaje Gálvez.

Baja por la escalera y al llegar al final de la calle dobla a la izquierda. Ahí te encontrarás con el Pasaje Galvez, el que tiene muchos murales para retratarte.

Escalera Templeman en el cerro Alegre
Escalera Templeman en el cerro Alegre

Llegando casi al final del pasaje, sube por la escalera “resfalín”, llamada así por tener una pendiente de cemento por donde se deslizan niños… Y también adultos.

Murales del cerro Alegre

We are Not Hippies We are Happies, Mural de Art + Belive.
Fernanda Picón (Viajera y Aventurera), Francisco Carmona (Chilean Traveler), Hernán Castro (Apuntes y Viajes) y María Jesús Pérez (Bichito Viajero) en el mural We are Not Hippies We are Happies, pintado por Art + Belive.
Fernanda Picón y María Jesús Pérez en Hostel Voyage, cerro Alegre.
Fernanda Picón y María Jesús Pérez en Hostel Voyage, cerro Alegre.

Camina por el colorido pasaje Templeman y al llegar al final dobla a la derecha. Luego sube dos cuadras por la calle del mismo nombre y antes de llegar a  Lautaro Rosas te encontrarás con uno de los murales más registrados del cerro Alegre: We are not hippies, we are happies.

Luego dobla a la izquierda por Lautaro Rosas y al llegar al final desciende a mano derecha por calle Miramar. Pasando la Casa Crucero te encontrarás con el hermoso mural de una niña sonriendo del Hostel Voyage.

Paseo Yogoslavo y Palacio Baburizza, cerro Alegre
Paseo Yogoslavo y Palacio Baburizza, cerro Alegre
Ascensor El Peral, cerro Alegre

Si continuas por el pasaje Miramar verás varios murales más hasta llegar a la Plaza Joaquín Edwards Bello, junto al Palacio Baburizza. Puedes cerrar el recorrido por el Paseo Yugoslavo y luego bajar por el ascensor El Peral para regresar al Plan de la ciudad.

La escalera piano

Leyenda Tours en la Escalera de Piano, pintada por Chinoatonal en calle Beethoven, Cerro Concepción.
Leyenda Tours en la Escalera de Piano, pintada por Chinoatonal en calle Beethoven, Cerro Concepción.

Este mural del cerro Concepción es uno de los más fotografiados y está fuera de la ruta que les describí recién. Si quieren llegar hasta él, al salir del ascensor Concepción deben doblar a la izquierda hasta el final del paseo Gervasoni, luego doblar a la derecha hasta calle Papudo. Una vez ahí doblan a la izquierda y caminan hasta el final de la calle, topándose con Beethoven. Doblan a la derecha y casi justo bajo de la iglesia Luterana encontrarán la famosa escalera piano.

Ahora que ya sabes cómo llegar a los murales imperdibles de los cerros Alegre y Concepción, sólo les queda cargar el celular y salir a hacerse fotografías con sus amigos y amigas. Apuesto a que pasarán una tarde muy agradable entre los coloridos muros de la ciudad.

Una pausa reconfortante en Amor Porteño

Si les llega a dar hambre, recuerden que en el cerro Alegre pueden encontrar el lugar perfecto para disfrutar de un helado, un café o un chocolate caliente: Amor Porteño. Se ubica en Almirante Montt 418 y tiene una variada carta de sándwiches gourmet y pasteles en un ambiente acogedor y muy fotografiable también.  

16 de junio del 2019

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario