El sol se esconde frente a la Piedra Feliz

Comenzando junio, los días se hacen más cortos y el trabajo más abundante. Un punto de escape para recuperar energías es mirar hacia el mar. La inmensidad del océano me relaja por su sola presencia. Es una suerte vivir en una ciudad como Valparaíso y trabajar en un sector tan bello como Playa Ancha. Esta imagen la capté desde el edificio en que trabajo, unos minutos antes de «marcar tarjeta» y cerrar la jornada laboral. ¡Cómo no detenerse ante un espectáculo natural tan bello como este!

10 de junio del 2013

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario