40 años del golpe

Pasaron 40 años, pero el golpe fue demasiado fuerte y todavía sigue doliendo. Los golpes, las patadas y los disparos; los abusos de poder y la violación sistemática de los derechos humanos. La legalidad torcida, la justicia muda. La oportunidad aprovechada por los seguidores de Milton Fridman. El país, cuyos cimientos cambiaron sin pedirnos permiso, para dejarlo funcionando hasta hoy con ley antiterrorista, sistema binominal, Estado subsidiario, AFP y educación de mercado. Todo inamovible. Herencia legal del dictador que hace 40 años se sumó tarde a la conspiración golpista. En su delirio de poder soñó con pasar como un héroe, pero quedará como el gobernante más bruto y torcido que haya conocido Chile a lo largo de su historia. Cada día se conocen más detalles que sonrojan a los que ayer lo aplaudían. Y poco a poco, la realidad surge desde el silencio a ojos de todos los chilenos.

15 de septiembre del 2013

 

Escrito por

Vivo y trabajo en Valparaíso. En mis recorridos diarios capturo fotos y tomo notas de la ciudad. En mi tiempo libre viajo a distintos lugares de Chile y del mundo. Todas estas experiencias las comparto en mi blog: Apuntes y Viajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s