Experiencia Coco Bongo

No podíamos partir de Cancún sin ir a uno de lo íconos de su vida nocturna: Coco Bongo. Conocida a nivel internacional y calificada por CNN como un espacio digno de Las Vegas, Coco Bongo es una discoteque que mezcla espectáculos en vivo con música para bailar. Hasta ahí, nada que suene muy original.

La gracia de esta discoteque está en la calidad de los espectáculos y su relación con la cultura pop.

Otra característica es el diseño y el uso de los espacios. A pesar de su gran tamaño, su forma de anfiteatro, la ubicación del escenario en la parte superior, el uso de escenarios complementarios -en el centro de la discoteque y en una escalera lateral-, la utilización de pantallas gigantes, grandes cortinas, globos, serpentinas, modernos juegos de luces y un excelente sonido nos hacían sentir dentro del espectáculo.

Cancún, México
Coco Bongo
Cancún, México
Coco Bongo
Cancún, México
Coco Bongo

El show comenzó con escenas en blanco y negro de una película del Fantasma de la Ópera, continuando con la aparición de actores y bailarines, los que luego saltaron por los aires y volaron a metros del público.

De ahí en adelante el espectáculo no paró más: Mouline Rouge, Madonna, Queen, Limfao, La Máscara, El Hombre Araña y Beetlejuice. Cada uno de ellos con un despliegue de efectos especiales que simplemente nos dejó con la boca abierta.

Todo esto intercalado por canciones de moda, cuyos vídeos eran proyectados en las pantallas gigantes, mientras un grupo de mujeres del público bailaban sobre la barra central y en el escenario, y del cielo de la discoteque no dejaban de caer globos gigantes, chorros de aire helado, serpentinas y burbujas.

Lo pasamos genial bailando, bebiendo y disfrutando de un tipo de espectáculo que nunca había visto en la vida. La experiencia es 100% recomendable.

4 de agosto del 2013

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario