Categorías
Agenda

El 24 de junio vuelve el estofado de San Juan a Capri

Restorán Capri vuelve con la tradición sureña para celebrar como corresponde la Noche de San Juan.

Este 24 de junio regresa el mítico Estofado de San Juan a Restorán Capri. Un plato con historia y bellos recuerdos para César Pincheira:

“La Noche de San Juan se contaban historias, se buscaba la flor de la higuera y mi madre cocinaba el estofado de San Juan. Una deliciosa preparación que llevaba cerdo, conejo, longaniza ahumada, carne ahumada, ajo machacado, cebolla, tomates, zanahorias y papas cocidas. Todos estos ingredientes se cocían dentro de una olla que colgaba sobre el fuego”. 

“Este plato se preparaba sólo una vez al año, ya sea para la víspera o para el mismo día de San Juan.” 

En Capri las tradiciones sirven de fuente inspiración. Por eso para este 24 de junio traerán de regreso un plato típico del sur de Chile: El estofado de San Juan.

Ritos de la Noche de San Juan

Luego de compartir historias y comida en torno al fogón, los niños y los adultos se preparaban para realizar sus propios ritos de San Juan. Entre los que recuerda César están las tres papas, los juegos con tinta china y la fuente de agua.

El futuro en tres papas

Se tomaban tres papas, una se pelaba completa, otra a la mitad y una se dejaba sin pelar. Luego se ponían debajo de la cama y pasada la media noche se sacaba una sin mirar. Si salía la papa pelada significaba que las cosas irían mal, a medio pelar no era ni malo ni bueno del todo y si salía la peluda todo iría bien. Usualmente las personas asociaban las preguntas a la vida amorosa o la prosperidad económica.

La tinta que presagia en la noche de San Juan

A las 12:00 de la noche se derramaba tinta en una hoja de papel y se doblaba dos veces. A la mañana siguiente se abría la hoja y se debían interpretar el dibujo dejado por la tinta.

La fuente de agua

Se debía poner una fuente de agua con dos velas al costado y un espejo. La tradición decía que en el agua aparecerían imágenes del futuro. E incluso, si se deseaba, podía aparecer el diablo para hacer un pacto con él.

Estas tradiciones populares más la comida y las reuniones familiares hacían de la Noche de San Juan un evento inolvidable para los niños y toda la familia.

Así que ya lo sabe, prepare las papas, la tinta y la fuente con agua. Pero del estofado no se preocupe. De eso se encarga el Capri.

Por Hernán Castro Dávila

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario