La Fuente Alemana

Siempre supe a lo que iba. Sabía que la Fuente Alemana estaría llena de oficinistas y algunos extranjeros curiosos. Sabía que tendría que esperar. Y así lo hice, hasta que se desocupó un puesto en la barra y quedé en primera fila para ver el espectáculo de aquellas damas cortando panes, cociendo carne y armando hermosos sándwich de lomitos, churrascos y hamburguesas, como si la velocidad no les incomodara gracias a la técnica desarrollada a lo largo de los años. No pude evitar pedir mi sándwich favorito: churrasco italiano, acompañado de un copón de cerveza Escudo bien helada. En medio del ajetreo santiaguino, la Fuente Alemana es un oasis con sabores y ritmos de antaño. Por lo delicioso de su comida y la hermosa puesta escena, puedo decir que esta es una de las mejores fuentes de soda de Chile, imperdible para cualquier viajero que guste de la buena mesa.

5 de enero del 2014

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario