Procesión por el malecón hasta los Pescados Capitales

Nuestro último día en Lima no podíamos dejar de ir a redimir nuestros excesos a uno de los restaurantes más ricos de la capital peruana.

Un poco somnolientos, después de nuestra segunda noche en Barranco, dejamos nuestra maleta en la recepción del hotel y partimos caminando lentamente por el malecón de Miraflores.

Bordeamos las piletas de Larcomar, mientras un parapente se elevaba sobre el horizonte. Cruzamos el puente Lavalle y llegamos nuevamente al Parque del Amor, pero esta vez no nos detuvimos ahí.

8362432387_332119aa0c_b
Malecón de Miraflores
Lima, Perú
Malecón de Miraflores

Seguimos caminando por el Malecón Cisneros y llegamos hasta el Parque Antonio Raymondi, donde paramos para contemplar el Océano Pacífico desde el borde del acantilado.

Respiramos profundo el aire marino y dimos gracias por tener la suerte de haber conocido la hermosa ciudad de Lima. Estos eran nuestros últimos minutos en la capital peruana y queríamos recordarlos para siempre.

Continuamos nuestro camino. Al final de la calle La Mar, tras una hora de caminata, llegamos al lugar donde cerraríamos oficialmente nuestro viaje: el Restaurante Pescados Capitales.

Lima, Perú
Pescados Capitales

Para comenzar, dos pisco sour. Continuamos con unos exquisitos platos de comida marina denominados con ingeniosos nombres. Cito la carta:

Lima, Perú
Causa con langostinos a la parrilla

CAUSA CON LANGOSTINOS A LA PARRILLA

La causa por la que los langostinos están iracundos, es la presencia de zanahoria, apio, zucchini, champiñones, tomate confitado y queso crema. Guacamole observa.

Lima, Perú
Gula: Chita Pantagruélica

GULA: CHITA PANTAGRUÉLICA

Goloso filete de chita a la parrilla sobre una seductora cama de papas panaderas: papas cortadas en hojuelas fritas al perol, empapadas en crema y vino. Salsa suave de ajo y legumbres, complementan este manjar.

Lima, Perú
Pereza: Langostinos y calamares congresales

PEREZA: LANGOSTINOS Y CALAMARES CONGRESALES

Langostinos y calamares salteados con vino blanco y coronados con una salsa de queso crema y tomillo, se relajan con arroz al olivar.

Para terminar nuestro camino hacia la redención, compartimos un exquisito suspiro limeño.

Lima, Perú
San Martín de Porres

5 de noviembre del 2012

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario