Categorías
Entrevistas

Claudio Reyes, candidato a alcalde: “Hay que recuperar Valparaíso para los porteños y las porteñas”

Para Claudio Reyes, concejal y candidato a alcalde, Valparaíso es una ciudad atractiva para los visitantes, pero insufrible para sus habitantes. Una contradicción que sólo se puede solucionar con liderazgo y diálogo desde el sillón municipal.

Claudio Reyes Stevens es hijo de profesores normalistas. Su infancia la vivió a los pies del cerro Cárcel, desde donde se iba caminando hasta la Escuela Alemania, en la avenida Argentina. Ya adolescente, continuó sus estudios en el Liceo Eduardo de la Barra y posteriormente estudió arquitectura en la Universidad de Chile, participando activamente en el movimiento estudiantil contra la dictadura. 

Desde el año 2016 ejerce como concejal de Valparaíso. Hasta ahí llegó como parte del Pacto Urbano La Matriz, fuerza social que levantó, tras unas primarias ciudadanas, la candidatura del actual alcalde, Jorge Sharp, más su candidatura y la de Daniel Morales como concejales. 

Claudio Reyes en el cerro Cordillera

Tras agudas diferencias de opinión con el alcalde actual, Claudio Reyes y Daniel Morales, deciden retomar la senda iniciada con el Pacto Urbano La Matriz y crean el movimiento Valparaíso Primero

Porteño de nacimiento, Claudio Reyes reconoce el aporte económico que ha significado el turismo para la zona, pero al mismo tiempo advierte las externalidades negativas que ha tenido, como la excesiva gentrificación que han sufrido barrios fundacionales de la ciudad; al mismo tiempo que escasean lugares de esparcimiento para porteños y porteñas, quienes no necesariamente persiguen el turismo patrimonial.

Entrevista a Claudio Reyes por Instagram TV

Claudio Reyes y el Valparaíso de ayer

Pasaje Gálvez, cerro Concepción

¿Cómo recuerdas el Valparaíso de tu infancia?

“Cuando era niño veía muchos marinos, portuarios, camiones. Yo estudié en la Escuela Alemania de avenida Argentina y era parte del paisaje. Se veía una ciudad medianamente pujante: Había una buena plataforma comercial en calles importantes como Condell, Victoria, Pedro Montt. Había edificios abandonados, por supuesto, como sucedió por años con el actual edificio de la Intendencia. En definitiva era una ciudad vivible, caminable y armónica. Cosa que se ha ido perdiendo producto de una crisis profunda que se viene arrastrando por un largo tiempo. Creo que Valparaíso tiene muchas potencialidades instaladas al ser una ciudad universitaria, ligada a la cultura, patrimonial, con turismo, con un puerto y con el poder legislativo. Sin embargo, y a diferencia de otras ciudades de Chile, acá estamos llenos de conflictos. Creo que el problema pasa por una buena gestión municipal y la necesidad de instalar una mesa de conversación, algo más productivo que permita ir generando una ciudad más armónica. Hoy es la oportunidad de hacerlo.”

¿Por qué crees que, a pesar de todo, Valparaíso sigue siendo tan atractivo para los extranjeros?

“Valparaíso es muy atractivo. La desazón de la gente se da porque no se cubren servicios básicos, por ejemplo el tema de la basura, el excesivo rayado de las paredes. El cierto abandono que tienen algunos rincones de la ciudad que se han transformado en microbasurales. Estos son aspectos negativos que el porteño vive día a día generando cierta desazón. Además es una ciudad sufrida, donde se han quemado 3.000 casas en un solo incendio. Pero por otro lado, el porteño tiene una identidad bastante importante, por ejemplo el tema de la identificación con el Santiago Wanderers es algo que no se ve en otras ciudades. Sin embargo, la ciudad sigue teniendo un atractivo enorme: sus pasajes, sus escalas, sus quebradas -si las pudiéramos trabajar en buena forma-, la topografía que hizo innovar, por ejemplo en la implementación de los ascensores, son temas que podríamos sacarle mucho más partido no sólo en lo turístico, sino también para los mismos habitantes.”

El desarrollo turístico y la relación con los habitantes

Avenida Altamirano, Playa Ancha

¿Crees que los porteños y porteñas logran disfrutar de este Valparaíso más turístico e histórico?

“Creo que no está la costumbre en los porteños. Además no hay espacios para que los porteños disfruten dentro de la misma comuna: No tenemos balnearios adecuados, Las Torpederas siempre ha estado media postergada, no se ha trabajado en la avenida Altamirano, que es un lugar muy atractivo para ir a caminar; el Paseo Wheelwright tampoco tiene ese cuidado. Portales al parecer está un poco mejor, pero siento que el porteño no vive ese turismo patrimonial, que es mucho más de intereses especiales. Ahí falta hacer un click en el desarrollo de ese turismo.

«Por otra parte los cerros más potentes en ese tipo de turismo son los cerros Alegre y Concepción, y un poco también los cerros Bellavista y Florida, los que han generado una economía en torno al turismo, pero también han tenido un efecto negativo, como la gentrificación, que terminó expulsando al habitante originario, transformándose en sectores que ya no tienen esa vida barrio. Ahí existe un tema que se debiese trabajar desde el Municipio. Se debería tener un estudio mucho más profundo en la determinación de las capacidades de carga, en la entrega de patentes comerciales y de alcoholes para ir generando equilibrio entre lo que es el barrio y estos emprendimientos económicos.”

¿Cómo ves el desarrollo turístico de Playa Ancha?

“Hay que poner ojo en que esto no se empiece a pasar a otros niveles. Estamos a tiempo de lograr un equilibrio. El Municipio tiene la responsabilidad de efectuar estudios de carga para estos barrios y así poder determinar cúal es el número de patentes adecuadas. Eso quizá nos permita ir generando equilibrios en otros sectores donde es más necesario generar propuesta de turismo especial y vinculado al tema patrimonial, la cultura y la bohemia”.

Una gestión deficiente desde la Municipalidad

¿Qué sucede en sectores que tienen enorme potencial, pero que sin embargo siguen parcialmente abandonados, como el Barrio Puerto?

“Una apuesta importante quizás hubiera sido volver a abrir el edificio del Mercado Puerto, pero tomándolo en forma integral, no sólo con la intervención media mezquina que hizo el Municipio en el primer piso. Si hubiéramos hecho un proyecto integral, volviendo a instalar las verdulerías y las pescaderías en el primer piso, instalando restaurantes en el segundo piso, algún tipo de actividad cultural en el tercer piso y la terraza; y si hubiéramos intervenido el exterior; estaríamos hablando de otro tema. Pero cuando uno ve que la intervención sólo abarca el primer piso sin un concepto claro… la gente misma lo dice: Ya no es el Mercado Puerto, hoy es el Mercado Muerto. En la práctica no ha significado ningún aporte para el sector y su desarrollo futuro. Son situaciones que son lamentables. Por ejemplo, se podría haber rescatado a los vendedores de pescado que se ubican en el callejón de los meaos y haberlos integrado al mercado, haciendo un aporte al entorno del edificio y generando externalidades positivas. Pero hoy no hay nada de eso, a pesar de que se ha inaugurado cuatro o cinco veces.”

¿Cómo evalúas la gestión municipal para la puesta en marcha de los ascensores que supuestamente restauraría el MOP, pero que hasta el día de hoy siguen cerrados?

“Considero que es lamentable. Teniendo tres ascensores prácticamente listos (Espíritu Santo, Cordillera, Concepción), con una marcha blanca dentro de lo esperado, lamentablemente hubo una descoordinación entre el MOP y el Municipio sobre todo en el tipo de implementación en el funcionamiento de los ascensores. Tradicionalmente los ascensores era mecánicos y ahora se les proveyó de una tecnología mucho más avanzada, pero sin embargo se produjo un accidente y finalmente fueron cerrados. En este caso el Municipio, sin tener una responsabilidad directa en el desarrollo y recuperación de estos ascensores, sí tiene la responsabilidad de la administración del territorio. Los ascensores por lo menos debieran haber sido puestos en agenda para apurar el tranco y llegar a una solución más rápida. Los ascensores son importantes no sólo para el tema turístico, sino para la movilidad de la ciudad y en especial para los habitantes de la tercera edad.”

La ciudad en crisis

¿Cómo definirías la situación actual de la ciudad?

“Valparaíso está en una profunda crisis, sobre todo después del estallido social y la pandemia. Si no tenemos la madurez suficiente para abordar el problema en forma integral, vamos a seguir dándonos cabezazos entre nosotros y eso le hará un flaco favor a la ciudad.”

¿Y cómo evalúas el rol del Municipio respecto a la industria del turismo?

“Falta crear una política de turismo a nivel local, considerar que estamos insertos dentro de un área metropolitana donde tenemos a Viña del Mar y Concón; debiendo trabajar en conjunto. Se debiese trabajar con la empresa portuaria para recuperar lo que se perdió con el tema de los cruceros y generar mejores condiciones para los turistas. Siento que no existe la plataforma necesaria como para abordar el tema en forma responsable. El municipio tiene la responsabilidad de sentarse con el gobierno regional y las comunas vecinas.”

Claudio Reyes: Una nueva propuesta

Claudio Reyes en el cerro Cordillera

¿Cómo ves el futuro del turismo en Valparaíso?

“Probablemente el 2021 será bastante similar a lo que vivimos el 2020, pero yo tengo plena fe en que si trabajamos en conjunto todos los agentes de la ciudad, con un nuevo Municipio, una nueva alcaldía que los escuche y tenga la voluntad política para trabajar en forma mancomunada, le veo bastantes oportunidades a Valparaíso, ya que tiene un enorme potencial. Esta es una ciudad reconocida en el mundo entero, tiene vocaciones instaladas que si las trabajamos de manera conjunta e integrada, perfectamente podrían impulsar el desarrollo económico de la ciudad, siempre teniendo en cuenta que somos parte de un área metropolitana y que debemos estar coordinados.”

¿Por qué los vecinos y vecinas de Valparaíso deberían votar por ti para una futura alcaldía?

“Valparaíso está viviendo una profunda crisis, lo que no necesita Valparaíso hoy día es que aparezcan propuestas individuales medio mesiánicas que prometen rescatar la ciudad. Lo que necesitamos hoy en Valparaíso es trabajar en forma mancomunada, amable y generosa; bajar las banderas de los movimientos políticos y poner a la ciudad por delante. Nosotros hemos conformado una plataforma local que se llama Valparaíso Primero y busca el bienestar de la ciudad y trabajar por ella. Hoy nuestro corazón está puesto en el desarrollo de políticas que apunten al bienestar de Valparaíso, en eso estamos empeñados. A nosotros se nos está acercando mucha gente que está en esta lógica de recuperar la ciudad para porteños y porteñas. Esa es nuestra apuesta.” 

Por Hernán Castro Dávila

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario