Mirador Barón

Me encanta caminar. Cuando lo hago disfruto del aire fresco y el paisaje urbano durante mi trayecto. Caminando me enamoré del puerto, de todas sus calles zigzagueantes, llenas de recovecos y gatos que observan desde alguna ventana. Valparaíso es una ciudad para recorrer a pie, está llena de pequeños detalles mágicos que cautivan la mirada y fomentan el ejercicio de la fotografía. Cómo dejar pasar una hilera de faroles, una baranda de cemento y el Océano Pacífico a la distancia. Así me pasó cuando subía el cerro Barón con rumbo a cerro Los Placeres. Cómo no parar, sacar la cámara y tomar una fotografía, para después seguir caminando hacia arriba, respirando profundo y dejando que la vista se pierda en la bahía.

10 de noviembre del 2013

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario