Un día por Florencia, la hermosa

Florencia nos recibió en la Estación de Trenes, nos invitó a caminar por sus calles estrechas de adoquines y nos abrazó en un pequeño hostal ubicado a pasos del centro histórico de la ciudad. Sobre la cama de nuestra habitación había una gran fotografía que nos mostraba esa enorme estructura ovalada que se eleva sobre los techos rojizos y que se ha transformado en una emblema de esta ciudad italiana. Dejamos nuestras maletas, descansamos un momento y salimos a recorrer.

Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia

Las vitrinas de las tiendas anunciaban los «Saldi» por final de temporada. Las botas, las chaquetas y las carteras se peleaban por llamar la atención de los turistas que transitaban por las estrechas calzadas. Las fiambrerías se intercalaban con jugueterías, cafés, almacenes y heladerías. Entonces, emergiendo en medio de todo, apareció la catedral de Florencia con sus colores estridentes, su tamaño espectacular y, sobre todo, la espectacular cúpula de Bruneleschi. Extasiado, levanté la mirada, respiré profundo y disfruté del hermoso espectáculo.

Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Loggia della Signoria
Florencia, Italia
«El Rapto de las Sabinas» de Juan de Bolonia frente al Palazzo Vecchio

Seguimos avanzando y llegamos hasta la Piazza dilla Signoria. Ahí nos encontramos con el Palacio Vecchio y un sinnúmero de esculturas, entre las que destacaba la réplica del David de Miguel Ángel, el Rapto de las Sabinas -de Juan Bolonia- y Perseus -de Benvenuto Cellini-. Pensar que por estas mismas calles anduvieron Dante Aliguieri, Miguel Ángel, Nicolás Maquiavelo y Rodolfo Marconi. El infierno, la creación, la idea del príncipe y la mismísima radio surgieron al mundo desde esta ciudad italiana.

Florencia, Italia
Ponte Vecchio
Florencia, Italia
Ponte Vecchio

Bordeamos el Museo de los Uffizi -un verdadero tesoro enclavado en medio de Florencia, donde descansan obras de Botticheli, Miguel Ángel, Rafael y Leonardo Da Vinci-, y llegamos al Ponte Vechio. La gente circulaba en todas direcciones. Algunos se detenían a observar las joyas en las vitrinas, otros simplemente caminaban distraídos y otros se paraban en medio del puente para observar al río Arno y sacarse algunas fotografías.

Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia
Florencia, Italia

Sin darnos cuenta la noche cayó sobre Florencia. Nos devolvimos sobre nuestros pasos, pero esta vez en lugar de ir hacia la Catedral, doblamos hacia Santa Croce. Para nuestra sorpresa nos encontramos con una feria de chocolate… ¡Había de todos los tipos! En ramas, con formas de tuercas, con almendras, en torta y derretido. Aquella noche cenamos tuercas de chocolate con chocolate caliente. Una delicia. El frío pasó y una sonrisa café se dibujó en nuestros labios.

Florencia, Italia
Estatua de Dante
Florencia, Italia
Tumba de Dante
Florencia, Italia
Tumba de Miguel Ángel

Florencia es un pequeño paraíso de arte, cafés, fiambrerías, vinos y chocolates. Con razón Dante escribió sobre el Infierno cuando lo exiliaron de esta hermosa ciudad. La misma que ese día nos recibía de brazos abiertos, llena de rincones e historias por descubrir.

4 de octubre del 2013

Comentarios en Twitter

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

5 comentarios en “Un día por Florencia, la hermosa

  1. Me ha encantado el post:) por cierto te he nominado a los premios Liebster:) porque tienes un blog estupendo:) las instrucciones las tienes en el último post que he hecho, pero cualquier duda que tengas escríbeme un correo Un abrazo¡¡Bea

Deja un comentario