Caleta de Tongoy

Tongoy está impregnado de tranquilidad. Las personas pasean lento por sus calles de tierra. En la caleta los pescadores ofrecen ostiones, piures, reineta, palometa y blanquillo. Un poco más allá, a un costado de la playa grande, los mozos invitan a disfrutar de una variada carta de productos marinos, desde la tradicional empanada frita con ostiones y queso, hasta las machas a la parmesana, pastel de jaiba o ceviche de corvina.

6951855274_f72020d49c_b

7097932353_cbec6ea591_b

6951858776_b5543bfbc4_b

Es difícil equivocarse, la mayoría de los restaurantes ofrecen platos muy sabrosos. Pero si desea irse a la segura, en Tongoy recomiendo el pastel de jaiva de «Negro el Cero» y el ceviche de corvina en «La Bahía». Y si se va de paseo por el día a Guanaqueros, no puede dejar de disfrutar de una exquisita palometa en salsa margarita en el restaurante «El Pequeño».

2 de mayo del 2012

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario