Andar en Trolebús

El Plan de Valparaíso suele hacerse estrecho para la gran cantidad de personas y vehículos que circulan día a día por sus calles y veredas. Una forma agradable de sumergirse en esta vida urbana más agitada es tomando un medio de transporte único en Chile, cuyo andar pausado te mantendrá a salvo de la locura acelerada de micros y colectivos: el trolebús.

Los trolebuses son unos vehículos parecidos a una micro, pero que funcionan a través de energía eléctrica. De tamaño más grande y dependiente de la energía que obtiene del tendido eléctrico a través de unos suspensores, el trolebús avanza sin grandes sobresaltos por medio del caos urbano de Valparaíso, como una burbuja a la que no entran ruidos.

Viajar en este medio de transporte es como trasladarse en el tiempo. Los pasajeros suben a ritmo lento, saludan al conductor y luego se acomodan para disfrutar del trayecto que comienza en Avenida Argentina, casi llegando a Pedro Montt, y se proyecta por Avenida Colón, pasando por la Plaza Victoria y continuando con rumbo hacia la Aduana. En el viaje de ida y vuelta tendrás la posibilidad de ver la vida cotidiana de los porteños, y también podrás reconocer íconos de la ciudad como la Aduana misma, la Iglesia Matriz, la Plaza Echaurren, la Plaza Aníbal Pinto y el Bogarín, entre otras.

Dependiendo del tráfico, el trayecto completo del trolebús debe fluctuar entre 40 minutos y una hora. Por costo, comodidad y experiencia, creo que un paseo en trolebús es indispensable si visitas Valparaíso. No te lo puedes perder.

22 de enero del 2014

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario