De Valparaíso a Atenas

Partimos tomando una micro en el cerro Los Placeres de Valparaíso, luego un bus hasta Santiago y de ahí un avión hasta Buenos Aires. Cruzamos el Océano Atlántico en un vuelo hasta Roma y de ahí atravesamos el Mar Mediterráneo para llegar hasta Atenas.

En el aeropuerto de Atenas tomamos un metro que nos llevaría hasta el centro de la ciudad. Cuando ascendimos desde el tren subterráneo en la estación de Monstiraki nos encontramos de inmediato con la figura de la Acrópolis dominando el espacio urbano.

Al bajar la mirada nos encontramos con los griegos de hoy circulando en todas direcciones, hablando un idioma completamente desconocido para nosotros, vendiendo frutas en un carro, ofreciendo kebabs o simplemente caminando. Las revistas de los kioscos eran ininteligibles, por suerte los letreros estaban también en inglés, lo que nos permitió ubicar «Athinas Street» y así llegar hasta nuestro hotel, donde dejamos nuestras maletas y nos duchamos antes de salir a recorrer la ciudad, luego de dos días y medio de viaje.

17 de julio del 2012

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario