El Cementerio de Punta Arenas

Las tumbas y los mausoleos se distribuyen entre senderos de pinos moldeados por la mano del hombre austral. El color verde de los árboles se complementa con el azul del cielo y el blanco de las cruces y los ángeles.

Este es un lugar único en el mundo. Una necrópolis donde conviven los restos de croatas, suecos, chilenos, franceses e indígenas, inmersos en un laberinto de árboles y pasadizos. Verde en verano, blanco en invierno.

7154895729_34d4bf1711_b

7154901277_a27229b50b_b

7154893493_3077b3b4c6_b

Dos veces más silencioso que la Patagonia, el Cementerio de Punta Arenas guarda los restos humanos de una epopeya iniciada siglos atrás, donde la vida de hombres nómades se confundió con las aventuras de corsarios y conquistadores, hombres de ciencia y delincuentes exiliados, emprendedores y busca fortuna, curas y prostitutas.

7340090570_22eff74b26_b

7154890649_15a6c82ee5_b

7340105184_a51244d3a7_b

Una epopeya que se intentó forjar en la Ciudad del Rey Don Felipe (llamada más tarde Puerto del Hambre), luego Fuerte Bulnes y, finalmente, Punta Arenas.

El Cementerio es el corolario de esta aventura austral. Es el último puerto al que llegaron los grandes hombres y mujeres que soñaron con forjar su vida al fin del mundo. Y lo lograron, creando una ciudad con una cultura única e inigualable, orgullosa de sí misma.

12 de julio de 2012

 

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario