Categorías
Entrevistas

Verano en El Terrat: Tapas, copas y Valparaíso en 360º

Verano en El Terrat: Comida mediterránea, copas y una increíble vista desde una azotea en el Cerro Alegre de Valparaíso.

Hace unos días me fui hasta el Cerro Alegre para disfrutar de una tarde de verano en El Terrat: Terraza, brisa marina, comida mediterránea, cerveza, buena música y vista a la bahía fueron la mezcla perfecta.

Disfrutando del verano en El Terrat

En trole y ascensor al Terrat

Como estaba alojando en Playa Ancha, bajé caminando hasta la Aduana y tomé un trolebús que me llevó hasta la Plaza Aníbal Pinto. Desde ahí subí por Cumming, tomé el ascensor Reina Victoria, caminé por el paseo Dimalow y llegué hasta El Terrat.

Comida mediterránea en una azotea porteña

Una vez ahí me instalé en la terraza y partí comiendo un Tartar de Salmón que estaba exquisito y muy fresco. Luego seguí con un plato sencillo, pero muy sabroso: Una tortilla artesanal de papas. Y para cerrar, porque siempre hay espacio para algo dulce, disfruté una deliciosa Crema Catalana. Todo acompañado por un shop bien helado de cerveza, ideal para esa tarde de verano en el Terrat.

Estaba todo muy rico y el ambiente muy agradable. Como llegué cerca de las 14:30 habían algunas mesas desocupadas y se podía observar cómo los comensales disfrutaban de la sobremesa, con el Cerro Concepción y la bahía de Valparaíso de fondo. Comí con toda calma y me fui del local pasadas las 17:00 horas.

Bajé caminando por Almirante Montt hasta la Plaza Aníbal y tomé la micro de regreso a mi casa.

Un chiringuito mediterráneo sobre una casa de Valparaíso

Sobre esta experiencia de restaurante costero, pero en las azoteas del puerto, hablamos con Roberto Vásquez.

¿Cómo está el Terrat?

«Muy bien. Contentos, porque a la gente le ha gustado la propuesta que estamos entregando y disfrutando harto de la terraza. Todos son bienvenidos a comerse una tapita o un plato de fondo. Las mesas que más me gustan son en las que veo una jarra de sangría al medio y alrededor una tortilla de patatas, un tartar, jamón ibérico y un pan con tomate. Veo eso y digo: Listo, me siento pagado. «

¿Cuál es la propuesta para este verano en El Terrat?

«Invitamos a que la gente salga a disfrutar Valparaíso y el Cerro Alegre de día , que la bohemia también se puede disfrutar de día. Puedes llegar a las cuatro de la tarde y comer. Ofrecemos una carta dinámica que se puede disfrutar a cualquier hora del día.»

¿Cuál es el concepto de El Terrat?

«El Terrat es como un restaurante costero mediterráneo que tiene cortinas de totora, lámparas de mimbre. Todo es de madera, como lo que en España llaman un Chiringuito. Eso lo concentramos en la azotea de una casa, que en este caso es sobre el techo de una casa en Valparaíso. Y lo que ofrecemos es comida mediterránea y tapas españolas.»

¿Qué se viene para más adelante?

«Tendremos nuevos locales en la casona. Además de El Terrat, en el primer piso se va a instalar una cafetería, que se llamará Café Bohemio. Y en el segundo piso se instalará un bar que se llamará Bar Gardenias y que se caracterizará por la música en vivo, dando un espacio los músicos porteños.»

Coordenadas para llegar

¿Dónde se ubica El Terrat?

«El Terrat se ubica en el corazón del Cerro Alegre, en el Paseo Dimalow 263. Lo programas en tu teléfono y el Google Maps te lleva directo. Destacar que hay estacionamientos en los alrededores y en el plan, debajo de la Intendencia. El ascensor Reina Victoria llega directamente al restaurante. Nosotros le sugerimos llegar entre las 12:00 y las 12:30 para que encuentren estacionamientos y lleguen con calma a los restaurantes.»

«Otra opción es venir por la tarde, tipo cinco y media. Así puedes disfrutar bien del día y ya cerca de las nueve de la noche te vas para la casa, tranquilo, a descansar, para hacer una buena digestión para al día siguiente volver a echarle para delante. El horario es desde las 13:00 a las 21:00 horas sin parar».

Por Hernán Castro Dávila

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

Deja un comentario