Un día inolvidable en la bahía de Quintero

Playa de Los Enamorados
Bahía de Quintero
Bahía de Quintero
Club de Yates Quintero
Club de Yates Quintero

¿Sabías que Quintero fue escondite de piratas y corsarios; residencia de Lord Cochrane, parada de Charles Darwin y refugio de Francisco Coloane? Con sus playas de aguas claras, hermosas dunas y una rica oferta gastronómica, Quintero es una bahía llena de historia y tesoros por descubrir.

Desayuno cerca de la Casa Estación

Casa Estación de Quintero
Casa Estación de Quintero
Interior Casa Estación
Interior Casa Estación
Pintura de la Casa Estación Quintero
Pintura de la Casa Estación Quintero

Para comenzar un recorrido por Quintero te sugiero ir hasta la plaza Plaza Ignacio Carrera Pinto, visitar la Casa Estación, un ícono de la ciudad contruido en 1920 por el arquitecto Juan Rau a solicitud de la familia Cusiño y que estuvo en funcionamiento hasta 1978.

Cerca de ahí podrás ir a dos lugares muy buenos para desayunar. El primero de ellos se llama la Churrasquita y ofrece unos sabrosos sándwiches de toque casero. Yo probé el sandwich del local que llevaba carne mechada con cebolla asada, huevo frito y queso. ¡Estaba exquisito!

Otra opción es Del Pasaje Café, un lugar muy acogedor ubicado en la parte baja del Hotel Palermo, que también data de 1920. Ahí podrás encontrar gran variedad de cafés y unos dulces árabes que son una delicia.

Ya con el estómago lleno estás listo para partir hacia el norte de la península, donde se encuentra la Cueva del Pirata.

Cueva del Pirata y Borde Costero

Cueva del Pirata, Quintero
Cueva del Pirata, Quintero
Mural en la Cueva del Pirata
Mural en la Cueva del Pirata
Interior Cueva del Pirata
Interior Cueva del Pirata

El 5 de diciembre de 1578 el pequeño poblado de Valparaíso fue atacado por el corsario Francis Drake. En la bahía asaltó un barco comercial y luego asoló la villa, robando las bodegas de vinos y saqueando la Iglesia La Matriz. Luego de tres días de saqueos dejaron Valparaíso y siguieron rumbo hacia una bahía que destacaba en uno de los mapas robados a los españoles.

Francis sería el primero de varios piratas y corsarios que se refugiarían en la bahía de Quintero. De ahí que uno de los lugares más conocidos y visitados de esta ciudad se llame La Cueva del Pirata, la que se ubica en el sector norte de la península. Ahí encontrarás una escultura de un pirata de tres metros de altura observando con su binocular hacia el Océano Pacífico.

Justo debajo de él verás un camino de madera que te permitirá bajar junto a la quebrada hasta el acceso de la cueva, donde dependiendo de las mareas, se puede ingresar rodeado del eco del mar entre las rocas.

A un costado de la cueva podrás ver un mural con los rostros de las personas que han marcado la vida de la ciudad. Ahí encontrarás a Lord Cochrane, quien luego de colaborar en el proceso de independencia de Chile, fue recompensado con tierras en la zona; Charles Darwin, quien hizo parte de su ruta en Quintero; Francisco Coloane, quien pasó la segunda etapa de su vida en la bahía.

Borde Costero
Borde Costero
Borde Costero de Quintero
Borde Costero de Quintero

Desde ahí puedes continuar caminando por el hermoso borde costero hasta la playa de Los Enamorados. Disfruta del sendero a paso lento, observando hacia el mar o la vegetación que se levanta en las quebradas.

Almuerzos marineros

Luego de la caminata lo más probable es que se te abra el apetito. Lo bueno es que Quintero cuenta con una variada oferta de restaurantes especializados en comidas de origen marino. 

Desde lo alto de las quebradas, se ubica La Cocina de Tehu, todo un clásico de la ciudad. En él podrás disfrutar de unos contundentes menús o una gran variedad de platos a la carta, los que podrás comer observando el movimiento de los barcos en la bahía.

Otra opción con una hermosa vista, pero esta vez junto a playa El Durazno, es el Restaurante Waikiki. Ahí comí una deliciosa merluza frita con ensalada.

Puntilla de San Fuentes

Puntilla Sanfuentes
Puntilla Sanfuentes
Vista a Quintero desde la Puntilla Sanfuentes
Vista a Quintero desde la Puntilla Sanfuentes

En el extremo oriente de la comuna se encuentra la Puntilla San Fuentes, una misteriosa construcción de piedra con un torreón que da a los roqueríos donde revientan las olas. No existe certeza sobre la fecha de esta obra, pero sí se conoce una leyenda que habla de un enamorado que construyó esta fortificación para expresar el amor hacia su enamorada con un final trágico. Desde este lugar podrás disfrutar de una hermosa vista a la península de Quintero.

Atardecer en Ritoque

Dunas de Ritoque
Dunas de Ritoque
Atardecer en la Punta de Ritoque
Atardecer en la Punta de Ritoque
Ritoque Club
Ritoque Club

Ya saliendo de la ciudad en rumbo hacia Concón, puedes visitar las increíbles dunas de Ritoque. Un bello paseo cuando cae la tarde es subir desde la playa hasta la Punta de Ritoque. En menos de 10 minutos podrás ver una vista panorámica del océano, la playa y las dunas que se pierden en el horizonte.

Ver el atardecer desde allá arriba es una hermosa experiencia. Al bajar, puedes pasar a por algo caliente al Ritoque Club, donde podrás conocer algo más de la historia del surf y disfrutar de un espacio acogedor junto a un fogón.

22 de julio del 2019

¿Quieres conocer más sobre Quintero?

Visita Turismo Gran Valparaíso

Escrito por

El amor por los viajes, la escritura, la fotografía y la comunicación me ha impulsado a forjar mi propio camino dentro del periodismo. Creo en nuestra capacidad de expresión como ciudadanos del siglo XXI. Yo la practico desde mi blog, las redes sociales y la educación. Si queremos que este mundo cambie, debemos comenzar por nosotros mismos.

2 comentarios en “Un día inolvidable en la bahía de Quintero

Deja un comentario